jueves, 21 de marzo de 2013

Día Mundial del Agua








¿Cuál es el fin del hombre en este mundo?

Según el filósofo griego Epicuro (aprox. 341 – 270 a.C.) y de acuerdo a mí interpretación, el fin del hombre sería disfrutar, asociado a la naturaleza, su estadía viviente en el mundo terrenal; pero ese goce debería servir para encontrar la serenidad del espíritu, renunciando a los placeres inferiores.
Para otros pensadores, el paso del hombre por la tierra, tiene como propósito final, llegar a la gracia de Dios. Es decir habría que sufrir en nuestra estancia terrena, para luego encontrar el goce eterno en  otra vida.
Observamos hoy,  que las teorías de las distintas religiones y corrientes filosóficas, no se cumplen de manera tal a como los preceptos lo ordenan y  la conducta de la mayoría de los seres humanos parece direccionarse en la búsqueda de la felicidad en este mundo y en el que vendrá (para el caso de los creyentes).


Lo cierto es y se evidencia diariamente en la vida, que a pesar de que la búsqueda de la felicidad es general de todos los hombres que habitan el planeta, la alegría y el dolor conviven; pero una clase social casi siempre lleva a su lado  las carencias y el  sufrimiento, mientras la otra lo hace con el placer y, para ello, ésta última, la clase de los ricos, no se pone límites. Provista del poder del dinero, actúa con tal desparpajo para seguir incrementando sus ganancias, su poder y sus goces, que llega a poner en riesgo a toda la existencia, aún a sus propias herencias. No le importa el porvenir, no toma conciencia de que su anhelo puede ser válido, pero no puede conseguirse con la depredación y el despojo del resto de las comunidades de los distintos seres que tienen como hábitat, la tierra.




Y aquí vale un dicho popular anónimo, que he leído en un libro de José Natividad Rosales (mexicano), y dice:

                Pobre del pobre que al cielo no va,
                Jodido aquí y jodido allá.”




Esta introducción tiene alusión al DIA MUNDIAL DEL AGUA que se celebra el 22 de marzo de cada año y  ha sido dispuesto por las Naciones Unidas, como una forma de alerta sobre lo importante que es el uso racional  del agua dulce, dado las pocas reservas que hoy existen en el mundo y considerando la importancia que tiene para el consumo humano.
Cada ser humano necesita consumir entre 2 y 4 litros diarios de agua potable. Pero a su vez para producir los alimentos que consumimos se precisan de 2000 a 5000 litros de agua por cada habitante del planeta.


Cada animal bobino consume diariamente entre 40 y 100 litros de agua, de acuerdo a la temperatura ambiente y al estado  fisiológico en que se encuentre el vacuno.

Agua potable que no has de beber, NO LA DEJES CORRER.

Las personas, no todas gastamos la misma cantidad de agua, pero todas sufriríamos las mismas consecuencias con su falta en el futuro. Hoy los ricos son los que más la disponen y pueden pagar las mejores aguas con calidades aptas para el consumo humano, son también los que más aguas gastan para los servicios sanitarios, higiene personal y el placer; pero recordemos que hay inmensas poblaciones que carecen de cloacas, que beben aguas contaminadas, aún en ciudades importantes de los centros urbanos de las distintas provincias, gente que convive con aguas servidas corriendo en canaletas muy cercanas a sus albergues.





Por eso lo importante de tener en cuenta este llamado a la reflexión que propone el  del DÍA MUNDIAL DEL AGUA.
Los pobres  ya sufren las consecuencias;  deben oír los ricos. Si continúan en la indiferencia, serán salpicados, tarde o temprano, con los “bumeranes” de las aguas hediondas y contaminadas, que  algunos de ellos mismos han sabido ensuciar.






NECEDAD

Por el poder que te otorga el dinero
envenenas el río con deshechos
no respetas del mundo los derechos
¡Tienes poca conciencia majadero!

¡Qué serán de tus bienes embustero
en esta sociedad de insatisfechos?
deberías pensar en esos hechos,
la vida es sólo un tiempo pasajero.

¿Dará seguridad, poder y amparo
el legarle a tu hijo  gran riqueza?
si no podrá mirar un cielo claro
y en las aguas no encontrará belleza.
¡Necio es tu pensamiento!, habrá heredado
para su corazón, tu gran tristeza.

                                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario