sábado, 3 de diciembre de 2016

compromiso





foto de golinons.com



Si la musa no llega
sale a buscarla amigo,
pues el hombre de hoy
necesita tu gesto de poeta,
necesita de aliento tu palabra
solidaria en tu verso,
agresiva en tu canto
enfrentando el desprecio
que propone este tiempo.

Y si acaso pretende
en este ciclo insano
de opresión y desprecio
inducir a tu letra
a un lírico poema
donde la flor y el beso
en armonía y cadencia
proclamen tus aciertos,
dile que no es momento
para hablar de belleza
y no porque desprecies
esa expresión romántica,
sino porque la causa
del hombre te reclama
y la poesía es amor,
es libertad y justicia,
es palabra del pueblo.

Tu verso con su rima
debe ser consonante
con el golpe del yunque
donde se forja el hierro,
y debe  la metáfora
simular la  herramienta
para sesgar  malezas
propias de la avaricia,
perforando la entraña
falaz del privilegio.



viernes, 4 de noviembre de 2016

Proyecto



foto de: www.diariovasco.com



.Mi proyecto es morirme sin que nadie se entere
para que quien me ama no llore por mi ausencia
y aquellos que me odian no rían al momento
en que un crespón me cubra el día del sepelio.

Soñándome ser pájaro buscaré una cigüeña
que con sus grandes alas cargue con mis pecados.

Una vez conseguido mi anhelo de ser libre
arrancaré canutos, uno a uno, de sus alas
para que pierda el vuelo y se estrelle en el llano
donde florecen cardos.

Sentiré las espinas de sus delgados tallos
y angustiado en las penas, los dolores y el llanto
que ignoré de mis pares en mi vano camino,
hallaré las Erinias dispuestas a juzgarme.

Si fueran bondadosas, he de saldar mis culpas
y, tal vez, mi alma libre continúe su vuelo
sin pesos:  avaricia, soberbia, vanidades…  
hasta el día dispuesto a arrear nuevo destino.

martes, 1 de noviembre de 2016

Ciclo de amor






Pronto la flor dio aroma
y su blancura
transmutó luego en fruto
y hoy presagia
la estación del color y la dulzura.

Yo paciente aún espero ilusionado
ese beso rojizo de su drupa,
y en  mis labios la miel y la ternura
alimento de amor para mis sueños.

Tal vez después calmada  mi locura
el agridulce zumo de frambuesa
me volverá  a  la flor con su hermosura

Y en el goce sensual de su pistilo
cediendo al colibrí su dulce néctar
revivirá ese ciclo del amor
que gestará de nuevo la esperanza.


lunes, 17 de octubre de 2016

Amigo





                                                                            Para Pino (amigo de la infancia y adolescencia)

foto de: commons.wikimedia.org
Hoy, en la vieja casa,
dormí en la humilde pieza,
en la onírica pieza
de los sueños eternos.
Reviví en ilusiones
con versos de un cuaderno
de nuestra adolescencia:
amores pretendidos
que no pudo el olvido
barrer de la consciencia.
Entre paredes rotas
remendadas con fotos
de ídolos y princesas,
de artistas y de genios,
escuché una muchacha
y escuché tu guitarra
remedando al gitano.
Hoy, en la vieja casa,
dormí en la humilde pieza
que aún guarda los secretos
de amores y desvelos,
pero también da cuenta
en toda esa añoranza
que los años son muchos
y ya no existen alas
para volar tan lejos.
Amigo…te recuerdo
en las tardes de invierno,
en la silla petisa
al lado del brasero
contar en melodías
idilios que no fueron.
Hoy, en la vieja casa,
me he dado cuenta, amigo,
que somos niños viejos
y ahora es nuestra alegría
vivir de los recuerdos
y no rescindir nunca
el vuelo de los sueños.
Ojalá tu memoria
comulgue con la mía
recordando aquel tiempo.

viernes, 14 de octubre de 2016

Barrilete



Ilustración: Francisco Lazo Toledo


Madre,
aunque sólo un instante
dure mi vuelo,
quiero ser barrilete
y andar danzante
bajo este cielo.
Gozando las vivencias
en las alturas
de oponerme a los vientos
con las locuras
de un tiempo de inocencia.
Moverme en un celeste
inagotable,
poder tirar de un hilo
interminable
y perforar las nubes
hasta encontrarte
nuevamente en el tiempo
en que fui niño
y atado me tenías
a tu cariño,
igual a un barrilete
que se mecía
y en tus cálidas manos
desenvolvías
el ovillo del juego
mientras reías,
Madre,
Madre quiero encontrarte.



jueves, 22 de septiembre de 2016

Culpa




foto: blogs.lanacion.com.ar




Muchacho de la calle, separado del juego.
A veces me pregunto, sobre ti, tantas cosas…
¿Acaso tú querrías charlar conmigo un rato
para alejarme un poco de la vana palabra?
Tal vez unas facturas y una taza de leche
podrían calmar tus ansias, y a su vez,
el encuentro podrá apagar mi pena,
ya que me pesa mucho ver tanta indiferencia.
Y si aceptas mi juego yo voy a preguntarte
sobre las diferencias del trato que recibes
del transeúnte esquivo que esperas en la esquina.
¿Cuál es tu sentimiento           
al ver que una moneda se extiende en una palma
si, tal vez, la sonrisa del hombre que la alcanza
no es una mueca muda, sino que desde el alma
muestra que tu dolor es suyo en ese instante?
¿O cuándo ves el otro rostro despreciativo
que evade tu mirada
y te asocia a un estorbo que ensucia su camino?
¡Necesito saberlo purrete de la calle!...
¿Qué emociones provocan estos gestos ambiguos?
Necesito saberlo porque llevo las culpas
de la sociedad inepta e infame de este tiempo.
Necesito saberlo para escribir un verso
que denuncie este golpe, el crimen encubierto
de abandonar los niños sin ningún escarmiento.
Necesito saberlo porque me oprime el pecho
y a lo mejor tu charla alivie mi tristeza
si es que nuestras palabras llegan a contenernos.
Necesito me digas, para aliviar mis culpas,
si he de sentirme libre, libre de tu desprecio.