jueves, 8 de noviembre de 2012

El 8N, tan esperado


Una protesta posible gracias a la democracia, aunque esta siga en deuda con los más humildes...



Nosotros "los del medio"


Tal vez por el poco uso o por el fregado diario de sirvientas, las cacerolas brillaron la noche del tan esperado 8N, pero pocas o ninguna de sus verdaderas usuarias estuvo presente en el reclamo, lo que quiere decir que el emblema mayor elegido para la protesta fue un elemento despreciado y ajeno para aquellas mujeres enjoyadas, de pelos alisados, uñas esculpidas y pintadas, que golpeaban con fervor, simulando el tañer de las campanas.

 Ante esta primera evidencia, donde por un lado hay clases sociales que defienden los privilegios adquiridos o heredados y por el otro la mayoría de los seres humanos siguen en la marginación y la pobreza; no sé a cual justicia se refiere reclamo. Parece ésta, una lucha odiosa entre quienes quieren tomar la manija de la cacerola - que precisamente no es la cacerola emblemática de las marchas - y con ella sólo promueven  divisiones en las que pretenden alistarnos de un lado y del otro.
Pero muchos somos “los del medio”, los que cuando llevamos “Clarín” debajo el brazo se nos acusa de Gorilas y cuando miramos “Canal Siete”, se nos apoda zurdos kirchneristas. Estamos en el medio de ese juego perverso en el cual el poder supo enquistarnos para que  quedemos inmóviles. 
Nosotros “los del medio” no estamos a favor del publicitado 8N y no estamos a favor del gobierno. El ANTI lo tomamos como propio y válido cuando nos referimos a los genocidas, violadores, tratantes de personas, torturadores, golpeadores, explotadores y a todos los no respetuosos de la existencia en general. Valoramos los proyectos que mejoran la calidad de vida de los pueblos y criticamos las connivencias y actos de corrupción de los políticos de turno. Porque nosotros “los del medio” queremos un mundo solidario con justicia y libertad y nos resistimos a esta manipulación de los injustos y avarientos que cada día pretenden que alguno de nosotros “los del medio” -los que no estamos enrolados en esta pelea mediática y cansadora-   pisemos  el palito de la trampera que nos lleva a sus jaulas.
Nuestro mayor deseo es dejar de ser “del medio” para que todos nos unifiquemos en un proyecto de Argentina, sin pobreza, con verdadera distribución de las riquezas, con salud, educación, justicia y libertad PARA TODOS LOS ARGENTINOS Y PARA TODOS LOS HOMBRES TRABAJADORES DEL MUNDO QUE QUIERAN HABITAR ESTE SUELO.

2 comentarios: