viernes, 21 de octubre de 2011

Tiene un ala quebrada mi poesía...




Tiene un ala quebrada mi poesía,
un despiadado hondero le dio en vuelo
y la condena a andar siempre aleteando.
Tropieza en las veredas desparejas,
roza la mugre oliente en los galpones,
sufre marginación por la pobreza,
llora con el dolor del olvidado.

Tiene un ala quebrada mi poesía
rie en los boliches cuando el vino
despoja de la sangre la tristeza
y en la bohemia de los bodegones
grita si a la existencia se atropella.
Al chaquetero y pálido burgués
por insensato y necio lo desprecia.

Tiene un ala quebrada mi poesía
duerme junto al linyera en los umbrales
para estar más lejana de las jaulas.
Se opone al aflautado canturreo
banal de intelectuales de salones
que en busca de sonoros galardones
disuaden las razones de sus plumas.

Tiene un ala quebrada mi poesía
todo lo ve de abajo, muy de abajo,
el grano que alimenta su alegría
lo cultiva la gente de trabajo,
allí toma la fuerza y energía
para llevar al verso la porfía
y vencer a los espantapájaros.

Tiene un ala quebrada mi poesía
y no envidia del águila su vuelo,
aquí está su lugar, a ras del suelo,
andando junto al pueblo en la contienda,
no va a prevaricar en su legado,
picoteando mentiras a sabiendas
pretende alzar la vos del relegado.

Tiene un ala quebrada mi poesía
pero habrá de sanar, estoy seguro,
y al canto en unisón de los obreros
vendrá la libertad tan pretendida,
alzará en la palabra un alto vuelo,
solidaria razón de nueva vida
que no podrá quebrar ningún hondero.

         José Enrique Paredero

1 comentario: