jueves, 2 de julio de 2015

Sonetos II





Dibujo de Francisco Lazo Toledo



Aquel viejo maestro que tenía
una tarde llegó con su libreto
y me puso de pronto en un aprieto
cuando unas simples prosas yo escribía.

¡Debes tener presente!, me decía,
que un buen poeta ha de escribir soneto
dando lugar a rimas con respeto
en los catorce versos de poesía.

Se iniciará tu pluma en dos cuartetos
líneas primera y cuarta rimarán
de igual manera la dos y tres lo harán

Y su final será de dos tercetos
todos endecasílabos perfectos
buena tarea poética darán.




Falso espejo


Un espejo de falsa simetría
hoy me roba la vida y los amores,
me sumerge en un mundo de colores
y me atrapa en su vana fantasía.

Anestesia mi sangre cada día
con su mundo de risa y sinsabores
vistiendo a sus remedos con honores
me vende ostentación por alegría.

Tiene rol de patriarca establecido,
no admite discusiones en la mesa,
el respeto al silencio con firmeza
es un pacto de horario convenido.
Me convierte los sueños en tristeza
y me quita el mejor de los sentidos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario