sábado, 13 de diciembre de 2014

Negro Betún




foto de etica4iescmc.wiskispace



Negro Betún, ¡Hermano mío!
 ¿Qué estás pensando?...

Tu  renegrido pelo se ha pintado
de algún filete blanco
y te llueven recuerdos
de ese malvado trato de la historia
con tus antepasados.

Si, Negro Betún, eres la raza
que arribara a la historia del escarnio
con un color blasfemo,
al que los dioses mayores y menores
le negaron el alma.


Si, Negro Betún. En la Atenas ilustre
donde abriera a la luz la democracia
no aceptaron tu clase como humana.
Sofistas y filósofos
no tuvieron palabras en tu nombre.
Y más tarde en la Roma,
Jesucristo, el profeta mayor
según letra confusa de la historia
sanador de las almas,
en sus preceptos éticos,
no predicó por ti ni una palabra.

Si, Negro Betún. Eras un ser sin alma.

Los que hablaron de Dios
te trajeron a América para explotarte.
No pertenecías tú, Negro Betún,
a ese pueblo elegido
por la divina trinidad grandilocuente.
El indio nativo del terruño
o el esclavo importado
eran para el avaro su simple mercancía
Y cuando la España decaía
en pos de una república organizada,
Negro Betún, tu sangre despreciada
marcó su sacrificio por la patria.
aún sin haber conseguido tus derechos

Negro Betún, ¡Hermano mío!
Estas pensando… Qué hoy eres libre
y aún... ¡Cuánto desprecio hay por tu raza!



No hay comentarios:

Publicar un comentario