lunes, 29 de agosto de 2011

CUMPLEAÑOS INOLVIDABLE



"Este es mi lugar en el mundo, no hay un lugar mejor o que me haga más feliz que estar aquí, en este festejo con el cual me han sorprendido gratamente."


“CUMPLEAÑOS INOLVIDABLE” Así calificó Cristina Massini el festejo de sus 60 años, organizado por la comunidad del Barrio Carlos Gardel.
Quienes se salían de la vaina por la aparición de Cristina la mañana del domingo 28 de agosto, eran los chicos que reciben el apoyo escolar y sus padres, el grupo de jóvenes docentes que trabajan también solidaria y desinteresadamente junto a Cristina, los amigos y amigas del barrio y los de fuera del lugar, el grupo ex compañeras de los profesorados, y la familia de la homenajeada.
Todo fue sorpresa para Cristina. Al ingresar al salón, donde los días domingos da sus clases de baile folclórico, se encontró con una multitud entonando el “!cumpleaños feliz!"… La emoción la embargó al igual que a todos los celebrantes.


Hubo festejos, brindis, recuerdos y mucho amor. Un grupo de artistas populares (amigos de Cristina), entre los cuales estaban los párrocos del lugar, dieron su aporte en rubros variados y acoplaron a todos los presentes a la participación en la fiesta que se desarrolló en la ex parroquia del barrio.




La música folclórica acompañó la tarde y entre mate y mate se bailaron zambas, chacareras y triunfos.
Azucena fue la encargada de la locución y Fermina, antigua vecina del barrio, de nacionalidad paraguaya, fue quien pasó de mano en mano, un pergamino donde los invitados dejaron su mensaje.










                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

Cerrando el festejo se proyectó un video sobre el trabajo realizado por Cristina en el barrio, editado por Martín (integrante del grupo de apoyo) quien no pudo estar presente ese día.
Toda la organización fue trabajo del Barrio: el servicio de comida, la torta de cumpleaños y la hospitalidad con que recibieron a la gente, dieron la posibilidad a ese “CUMPLEAÑOS INOLVIDABLE”, para Cristina y para los que tuvimos la suerte de poder compartirlo.


 
 
CRISTINA MASSINI, trabaja en el Barrio Carlos Gardel desde los quince años como militante de la vida. Actualmente es acompañada por un grupo de jóvenes docentes que brindan apoyo escolar y cultural en distintas áreas. Un compromiso que asumen en sus días de descanso para que los chicos y adolescentes tengan oportunidades de avanzar en sus ciclos de estudio oficiales y/o en sus vocaciones artísticas, como la música, el baile, la pintura o la literatura, entre otras disciplinas.
Desde el anonimato, Cristina Massini fue organizando día a día esta tarea con solidaridad y amor durante cuarenta y cinco años de su vida. Ningún obstáculo la hizo retroceder.
Hoy un importante grupo de jóvenes sigue su ejemplo y la gente del Barrio Carlos Gardel, los quiere, los valora y los necesita.



CARTA DE GRATITUD
                                            a Cristina
 
Fue una evidencia clara en tu camino
el amor…
Tu ambición fue ser libre
y tu afán fue mirar
donde extender las manos
como expresión latente de ese amor.
Y te crecieron alas
para ofrecer calor donde hay angustia,
despertar en el vuelo la alegría,
proponer amistad ante el desprecio
y empollar la esperanza cada día.
Tal vez, en tu epitelio, la juventud pasó
aunque eterna vigencia hay en tus sueños
y, en esas diferencias de los hombres,
ladeaste con la pena de los llanos
y fue altruismo una palabra andante
que hizo olvidar toda promesa vana.
Es tu abrazo ternura para el niño
y tu presencia la coyunda firme
donde los pobres aferran sus manos.
Es tu mirada un horizonte ansiado
y tu oído, es al dolor humano,
la calma de la ofensa.
Y allí, donde el oprobio azota
y rotula las clases,
acudes con tu gesto
para amenguar la pena de tu hermano.
Hoy estamos aquí
celebrando aquel día
en que llegaste al mundo,
Mujer de la mirada clara
y el corazón inmenso.
Gracias por tu virtud:
Maestra de la vida.

Déjanos alistarnos como alumnos
de tu lección de amor.
Enséñanos el vuelo de tus sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario